Contador de Población Mundial

Sexualidad | ITS y VIH sida | Derechos de los jóvenes | Contactos

Información de interés

 

Infecciones de transmisión sexual: Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

 

Pruebas diagnósticas de laboratorio

Si querés saber si el VIH está en tu sangre, te invitamos a conocer más acerca de las dos pruebas existentes para su diagnóstico y también te invitamos a realizarte estas pruebas periódicamente.

 

La primera se denomina ELISA (por sus siglas en inglés Enzyme Linked InmuneSorbent Assay, es decir, ensayo inmunosorbente ligado a enzimas). Reconoce los anticuerpos generados por el organismo para defenderse del VIH, de modo que si hay presencia de anticuerpos, es porque el virus está en la sangre.

 

Si el ELISA ha sido negativo, se puede deducir con certeza que no vive con el VIH, a menos que la persona esté en período de ventana. Para estar completamente segura del diagnóstico negativo, esta persona debe repetir la prueba tres y seis meses después, y no tener ninguna conducta riesgosa de infección durante este lapso de tiempo. La prueba de ELISA se realiza en laboratorios privados y del seguro social; es totalmente voluntaria y no puede obligársele a nadie a hacerla en contra de su voluntad.

 

Si la prueba ELISA es positiva, aún no es seguro que la persona viva con el VIH, sino que de acuerdo a protocolos internacionales de la OMS, se debe realizar la segunda prueba confirmatoria denominada  Western Blot. Esta prueba requiere de unproceso más costoso y confirma la presencia o ausencia del VIH en el organismo, mediante una detección mucho más amplia y específica de anticuerpos generados por el organismo ante la presencia del virus. Una persona puede haber tenido un ELISA positivo, pero un Western Blot negativo. En este caso, el diagnóstico sería negativo.

 

Para entender más fácilmente las pruebas veamos el siguiente esquema:

 

Pruebas de diagnóstico VIH
  | Página anterior |