El Programa de Acción de la CIPD (1994) planteó como uno de sus objetivos la necesidad de alentar a los hombres a que se responsabilicen de su comportamiento sexual y reproductivo y a que asuman su función social y familiar.

Es por ello que el UNFPA ha estado plenamente comprometido con la promoción de la participación de los hombres en el cuidado de la salud reproductiva y el acompañamiento a la maternidad, así como con la creación de programas dirigidos a hombres con el fin de prevenir la violencia de género contra las mujeres.
En conjunto con la OPS, UNFPA ha trabajado en la elaboración de modelos de atención de la violencia con hombres, dirigidos a los ministerios de salud. También ha apoyado acciones puntuales de prevención de la violencia y promoción de programas sobre masculinidades, en países como Belice, Costa Rica, El Salvador y Perú y apoya Foros de discusión sobre estos temas.

 

Recursos relevantes: